Otoplastia (orejas)

Otoplastia

La otoplastia entra en el ránking de las cirugías estéticas más demandadas de España, ocupando el quinto puesto por detrás de la cirugía de aumento de senos, la blefaroplastia, la rinoplastia y la liposucción.

¿Qué es la otoplastia? La otoplastia es un tipo de cirugía estética cuyo objetivo más conocido consiste en eliminar las llamadas “orejas de soplillo” pegando las orejas más cerca de la cabeza. Sin embargo, existen otra serie de imperfecciones o problemas que también pueden solucionarse con la cirugía de orejas, como pueden ser:

  • Orejas caídas, protuberantes o demasiado grandes.
  • Lóbulos alargados y lóbulos rasgados.
  • Reconstrucción del oído externo que no está completamente desarrollado (microtia).

Este tipo de intervención puede realizarse desde edades muy tempranas, generalmente a partir de los 4 años, debido a que a esa edad las orejas se encuentran ya completamente desarrolladas. De hecho, la mayoría de las operaciones de la otoplastia se realizan en niños de entre 4 y 14 años. Sin embargo, hay que tener en cuenta que nunca hay que insistir a los niños para someterse a esta cirugía. Aquellos pequeños que verdaderamente quieran corregir sus orejas, se mostrarán más contentos con los resultados.

El cirujano plástico realizará una evaluación previa del paciente, le recomendará la técnica más adecuada para su caso en concreto y le informará sobre las normas que ha de seguir de cara a la intervención.

Procedimiento y duración de la intervención

Generalmente el procedimiento para llevar a cabo la cirugía de orejas se realiza practicando una incisión en la parte posterior de la oreja, en el pliegue donde se une con la cabeza, para exponer el cartílago. Después se le da forma al cartílago y se dobla hacia atrás fijándolo con puntos permanentes. Si las orejas son demasiado grandes también se reducirían hasta conseguir el tamaño adecuado.

El tipo de anestesia utilizada en la otoplastia depende de cada paciente. Normalmente se emplea anestesia general en los niños y anestesia local (con o sin sedación) en los adultos.

La otoplastia tiene una duración aproximada de entre 2 y 3 horas.

Posibles riesgos

A pesar de que la otoplastia se considera una cirugía mínimamente invasiva, presenta algunos riesgos asociados a ella, aunque la mayoría son extremadamente raros:

  • Hematomas.
  • Inflamación.
  • Seromas, es decir, la acumulación de líquido debajo de la piel.
  • Infección.

Resultados

La mayoría de los pacientes se sienten completamente satisfechos tras someterse a una otoplastia. Como consecuencia de la mejora en su aspecto físico, también aumenta su seguridad y autoestima.

Los primeros resultados de la cirugía de orejas comienzan a observarse tras varios días de la intervención. Sin embargo, los resultados definitivos se consiguen al año de someterse a la otoplastia, manteniéndose estables.

Las cicatrices producidas como consecuencia de esta intervención suelen ser discretas. Por otra parte, se aconseja evitar la exposición solar en los meses posteriores para conseguir una buena cicatrización.

Precio

El precio de la otoplastia depende de algunos factores como pueden ser: la clínica, los honorarios del cirujano, el tipo de anestesia, la edad del paciente, la técnica empleada, etc. De forma generalizada, la otoplastia tiene un precio que oscila entre los 2.000-4.500€.